miércoles, 18 de octubre de 2017

Para desahogarse

Ocurrió el día 23 de Abril de 2015 en el salón de actos del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de una universidad cualquiera. En este lugar se celebraba un acto presidido por el nefasto Jorge Fernández Díaz, que por aquel entonces era Ministro del Interior. Allí, actuando con desprecio del principio de autoridad, tal y como señala el representante del Ministerio Público, la acusada se levantó de su asiento y se quitó la ropa mostrando su torso desnudo. En la parte delantera de su cuerpo llevaba escrito con tinta negra violador de libertades y en la espalda se podía leer violador de libertades. A continuación, y dirigiéndose a gran velocidad hacia la mesa donde estaba el ministro, comenzó a gritar: ¿sabe usted lo que es la Constitución?. Fue en ese momento, tal y como se desprende del escrito, cuando Rosa María lanzó violentamente un ejemplar de la Constitución que no llegó a impactar contra él gracias a la intervención de dos policías. Ambos agentes consiguieron reducirla y desalojarla del Salón de Actos, si bien la acusada se resistió lanzándoles patadas y codazos que les provocaron diversas lesiones. Ahora, dos años y pico después, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid acoge este martes el juicio contra la activista de Femen Rosa María M. E. por un presunto delito de atentado contra la autoridad por hacer lo comentado en el párrafo anterior. La Fiscalía solicita para la acusada una pena de quince meses de prisión así como una multa de ocho meses a razón de 10€ diarios por un delito de desórdenes públicos. No está bien tirar cosas a la gente, y menos a un ministro y menos tirar un ejemplar de la Constitución, pero es que hay veces que hay que hacerlo para desahogarse porque resulta que nuestra asquerosa casta política no da para más y muchas veces se merecen esto y mucho más. Es lo que tiene ser un analfabeto y un tonto con poder, pues, como dijo no me acuerdo ahora quién, cuando un tonto sigue un camino, se acaba el camino pero sigue el tonto. Y como dijo otro (que tampoco me acuerdo ni tengo ganas de levantarme a mirarlo), a un tonto no hay manera de convencerlo de que deje de serlo, porque para eso hay que bajar a su nivel. Y en ese nivel, los tontos son imbatibles. Sobre todo en España, y si además, como he dicho anteriormente tienen poder y se consideran intocables, entonces la peña salta por donde sea. A fin de cuentas los quince meses es lo de menos, porque no entrará en prisión siempre y cuando no tenga ningún delito anterior, y por supuesto la multa también es lo de menos. Lo que realmente importa de esta actuación, es que se ve como algunos españoles están hasta los mismísimos de todos estos políticos patateros e inútiles. Están hasta los mismísimos de aguantar sus chulerías y su forma de interpretar las leyes y la Constitución y hasta los mismísimos de mantener con impuestos a toda esta panda de golf@s, porque son en definitiva unos parásitos sociales que sólo crean problemas. Nada nuevo bajo el sol. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

martes, 17 de octubre de 2017

El gandul se mueve

Alberto Garzón es el diputado más vago y gandul del hemiciclo español, que ya es un record dentro de ese sitio en donde van a dormir la siesta, a hablar y wasear por el móvil, a sentirse inmunes ante la justicia y por supuesto a cobrar un sueldazo de aúpa seas del color político que seas, ya que para eso da igual que seas rojo, azul, nacionalista, independentista o gandul, como es el caso. Resulta que este comunista capitalista, ha dicho en una emisora de radio que “LA APLICACIÓN DE LA LEY, EN SENTIDO ESTRICTO, AGRAVA LAS COSAS EN CATALUÑA”. Vaya con el gandul, por donde nos sale. A lo mejor lo que debería de haberle preguntado a continuación el periodista, es cómo se debe aplicar la ley según el criterio del señor Garzón, si a medias, sólo la puntita o cómo mas le convenga al que se la salta. Después de que Unidos Podemos impulsase un frente común de cargos públicos contra las medidas del PP en su intento de frenar el referéndum del 1-O, Alberto Garzón considera que el Gobierno de Rajoy es irresponsable y torpe y añade que mientras se siga manteniendo esta política de ojos cerrados va a seguir creando más independentismo. La pregunta es muy obvia, ¿quién crea eso, el gobierno de la Generalidad que incumple la ley o el gobierno de Rajoy que hace que se cumpla la ley?. Asimismo, señala que ya hay un 80% de los catalanes que desean votar y recuerda que las leyes son susceptibles de ser cambiadas para que el referéndum sea legal. Pero ese porcentaje, quiere votar con garantías y dentro del marco legal actual, algo que se le ha pasado por alto al señor Garzón comentar en esa entrevista. ¿Qué se puede esperar de un cargo político como este señor que es una marioneta de Podemos?¿qué conclusiones puede sacar este señor si pinta menos que yo en el grupo parlamentario al que pertenece?. Sólo sirve para estas cosas, para soltar verdades a medias y para alegrarles los oídos a Podemos con comentarios que ellos quieren oír, simple y llanamente. Es lo que pasa por tener esta casta política, que no saben de lo que hablan y cuando lo hacen la lían parda. Pero en fin, es lo que tenemos y lo que votamos. Hay que pensar más lo que se vota, es la única solución. Porca miseria. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

lunes, 16 de octubre de 2017

Le da vergüenza todo

Me gusta escuchar la radio, aunque a veces reconozco que muchas veces es para echar la pota por la clase de frikis que van a hablar a ciertos programas. Pero me acuerdo de que vivo en España, que es un país en el cual todo disparate, por gordo que sea, tiene su asiento, y donde por poner un ejemplo clásico, una ardilla podría cruzar la Península saltando de gilipollas en gilipollas sin tocar el suelo, entonces se me pasan las ganas de vomitar. Los otros días sin ir más lejos estaba oyendo un programa dominguero que sólo sirven para rellenar hueco. En ese programa salió un actor, conocido como Dani Rovira el cual soltó la lindeza fácil refiriéndose a la tauromaquia, cosa por otro lado, y como él debe saber, forma parte de la cultura española, le guste o no, lo mismo que él como actorucho de tres al cuarto, pertenece a la clase cultural española, me guste o no me guste, y no por eso nadie en su sano juicio, dice de quitar el cine. Simplemente con el acto de no acudir a ninguna sala de cine a ver sus películas, pues se soluciona el problema. Pero estos patéticos actoruchos, ya que son varios los que están con la teretela de intentar quitar la tauromaquia, por el simple hecho de ser o considerarse de izquierdas ante la galería y ante sus colegas del gremio, van de programa en programa proclamando a los cuatro vientos su enérgica condena hacia esta parte vital de la cultura española, la cual también genera puestos de trabajo, algo que no se le debe olvidar a este gremio en general y a este actorucho en particular. Las declaraciones domingueras que soltó este personaje, fueron las siguientes. “PERTENECER A ESTE PAÍS QUE TIENE ESTA TRADICIÓN, ME DA VERGÜENZA”. Como se puede observar todo lo que no sea lo suyo y su forma de ver la vida en este país, le da vergüenza. La pregunta es muy obvia, ¿por qué no se va de este país que tanta vergüenza le genera por tener cultura y tradiciones?. Muchas veces pienso que esta gente que hace este tipo de declaraciones, es como el que critica, lo hace porque no tiene nada mejor que hacer, y de ahí que vuelque todos sus esfuerzos en generar polémica con declaraciones así, y apoyando a organizaciones como PACMA que piden cosas inverosímiles cuando cerca de ellos, se celebra la fiesta del cordero, por poner un ejemplo clásico, y nadie incluido Dani Rovira dice nada al respecto de ese maltrato animal mirando hacia la Meca. Hipócritas es la palabra correcta para definir a esta clase de gente. Su hipocresía los lleva a ver sólo lo que a ellos les interesa y a no respetar los gustos de los demás. Sólo ven su ombligo y nada más. Y se vienen arriba cuando a ellos les interesa, nada más. Muy cutre y salchichero todo, como no podía ser de otra manera. Es lo que hay Maikel Naig. Otra cosa sería impensable. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share