miércoles, 12 de diciembre de 2018

La gran sorpresa

Estamos en el año 2018. Todo Al Ándalus está ocupada por los sociatas…¿Toda?, toda no, una población cansada de tanto robo, de tanto golf@, de tanto tiempo aguantando al mismo partido y todos sus trapicheos, resiste todavía y siempre al invasor. Y la vida no ha sido fácil para estos irreductibles andaluces, que el día 2 de diciembre quisieron cambiar el rumbo de Al Ándalus después de casi 30 años de poderío sociata en su comunidad. Porque seamos realistas, nada dura eternamente. Y esa duración depende mucho de lo que hagas en el tiempo en el que estás gobernando. Casi 30 años de poderío sociata en Andalucía, ha servido para descubrir que esa comunidad se ha convertido en un cortijo sociata por excelencia, y que a los andaluces se les tiene callados (no ha todos, vaya eso por delante) con el PER y algunos chanchullos más. El colmo de la paciencia de los ciudadanos sociatas, ha sido ver a dos ex presidentes de la Junta de Andalucía sentados en el banquillo de los acusados, por gastar un dinero llegado de Europa para ayudar a los desempleados, en putas, coca y fiestas y luego decir que ellos no sabían nada, con lo cual se les acabo el chollo. El problema es el de siempre, que los dirigentes políticos no se quieren ir ni con aceite hirviendo, y hacen todo lo posible para no hacerlo y dejar el puesto vacante para que otros golf@s ocupen su lugar. Estas elecciones andaluzas celebradas el pasado 2 de diciembre del año de nuestro Señor 2018, han sido un batacazo para el socialismo. ZPedro dijo que había que dejar gobernar al partido más votado, cosa que viniendo de él, es para partirse el culo de risa viendo las circunstancias y los compañeros de viaje que se hecho para sacar a Rajoy de la Moncloa. La gran sorpresa de los resultados de esas elecciones, ha sido los 12 escaños obtenidos por Vox, que según sus rivales políticos, o sea sé, los sociatas y sus colegas de izquierdas al perder las elecciones, son ultraderechistas. Pero lo que no hay que olvidar, y es un detalle a tener muy en cuenta, es que Vox ha sido elegido por el pueblo gracias a los votos del pueblo, que en una democracia como la nuestra es el que elige a fin de cuentas lo que quiere. Otra cosa es lo que digan las leyes que permiten por ejemplo que ZPedro esté en la Moncloa sin haber sido elegido por el pueblo soberano. Dicho lo anterior, no entiendo las manifestaciones promovidas por Podemos para evitar que un partido elegido democráticamente pueda llegar a gobernar o a obtener poder en el gobierno andaluz, como ellos en su momento y defendiendo una ideología que casi traspasa la extrema izquierda, consiguieron con los votos del mismo pueblo soberano del cual ahora dudan. Simplemente creo que es para hacérselo mirar. También pienso que hay que dejar actuar al gobierno que salga elegido, porque para anularlo siempre están las mociones de censura, y de eso sabe mucho ZPedro. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

martes, 11 de diciembre de 2018

Una trampa disfrazada

Llevo muchos años intentando averiguar para qué sirve la ONU. A fecha de hoy, todavía no lo sé. Me puedo imaginar que es un sitio en donde se defiende la unidad de las naciones unidas para que no haya conflictos entre países. Pero cuando veo las noticias y observo el panorama que hay, pienso que estoy equivocado, con lo cual no sé para qué sirve la ONU. Es una trampa disfrazada de humanismo. Raro es el día que no nos desayunamos con algún nuevo escándalo político. Desde las sociedades instrumentales creadas con la sana intención de evadir impuestos de una forma legal por parte de ministros varios, hasta la convocatoria de plazas de funcionario para asegurarse un sueldecito cuando al fin se vean obligados por la fuerza de los votos a salir del ámbito político, como es el caso de determinada concejal podemita del Ayuntamiento de Zaragoza. Todo ello, aderezado con un uso abusivo de falcons, helicópteros, y demás recursos públicos. A la lógica polvareda levantada por los temas citados, se suma la Campaña Andaluza, que ha copado la información en medios y RRSS los últimos días. Pero bajo esta revuelta superficie, discurren plácidamente proyectos que afectarán de un modo muy directo y con importantes repercusiones a nuestro modo de vida y de relacionarnos. Tal vez, y debido a su transcendencia, se silencian debidamente, o no se les da el necesario aire como para que puedan formar opinión. Uno de estos proyectos, tal vez el más importante de todos ellos, es el Pacto de la ONU para la Inmigración Segura, Ordenada y Regular. Este Pacto, será firmado por España, si nada lo impide, en una Cumbre que tendrá lugar en Marruecos los días 11 y 12 de diciembre próximos. El texto del mismo, no tiene desperdicio. Se trata ni más ni menos, de modo resumido, de incorporar la Inmigración al ya amplísimo abanico de Derechos Humanos existente, y una vez incorporado, eliminar todas las barreras que los países, en justa defensa de sus intereses establecen para su protección. Tengo mis dudas en que todos los países firmen eso, sobre todo sin son italianos o estado unidenses. El tema, es tan serio como aparenta. Este Pacto, convierte el acto migratorio, en una elección individual surgida de la necesidad. Una elección que es necesario acompañar, asegurar y perpetuar. Se dice por otra parte, que este Pacto, no es vinculante, pero todos sabemos cómo acaban, al menos en España las disposiciones no vinculantes. ¿O no?. Como ejemplo, ahí está la escandalosa excarcelación de terroristas fruto de una de esas resoluciones no vinculantes. Y así, tenemos ante nosotros un Pacto de la ONU, que va a firmar un Presidente legal pero sin la legitimidad que deberían dar las urnas y que va a comprometer seriamente desde nuestras ya muy limitadas libertades hasta las relaciones sociales, como ya hemos dicho. En fin. Todavía no sé para lo que sirve la ONU. Vaya tela. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

lunes, 10 de diciembre de 2018

Rato para largo

Voy como cada mañana a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. Un bar como los de toda la vida, como dios manda, con sus albañiles, sus moscas y sus borrachos de plantilla. Pero con una excepción tecnológica, éste tiene wifi, algo que lo dota de un no sé qué especial que lo hace incluso más atractivo. Por supuesto y como ustedes saben, y si no se lo recuerdo yo, Pacorro compra la prensa diaria aún a sabiendas, que en este país corrupto leer un periódico es literalmente echar la pota. Pues bien, leyendo uno de esos periódicos, vi una noticia referente a Rodrigo Rato. La noticia decía a groso modo, que el juez de Madrid Antonio Serrano Arnal ha citado a declarar al excuñado del expresidente de Bankia por un presunto delito de blanqueo de capitales en el marco del conocido caso Rato. También comparecerán los peritos contratados por el propio exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) que es el mismo que el expresidente de Bankia. Santiago Alarcó que ha así se llama el ex cuñado, estaba citado a declarar el pasado 30 de noviembre, pero el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, acordó aplazar esta comparecencia hasta hace unos dais. La declaración tiene lugar a raíz del informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que apunta a un presunto delito de blanqueo de capitales en los negocios empresariales que mantuvo Rato con el hermano de su primera esposa. Asimismo, el magistrado instructor toma declaración a los peritos que propuso Rodrigo Rato para defender su inocencia y que deberán ratificarse en sus escritos. El exvicepresidente del Gobierno, que es el mismo exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) que es el mismo que el expresidente de Bankia, ha mostrado durante todos el procedimiento su disconformidad con los informes periciales aportados a la causa por la Fiscalía. El magistrado de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid cita a estos expertos contratados por el investigado después de que la Audiencia Provincial de Madrid estimase el recurso de Rato, que denunció que los informes realizados por la Oficina Nacional de Investigación de Fraude (ONIF) estaban contaminando la investigación al afirmar que éste hubiera defraudado siete millones de euros al fisco. Conclusión, que ellos no saben nada, que él (Rato me refiero) no sabe nada o quiere probar que él no sabe nada, y que su excuñadísimo tampoco sabe nada. Lo normal en este país de pandereta cuando se intenta juzgar a políticos ladrones. Es lo que tenemos, que no lo que nos merecemos. Pero es lo que hay Maikel Naig, y quién no le guste ya sabe donde están las fronteras para pillar el camino de huída de este pintoresco país. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share