domingo, 11 de junio de 2017

A tutti plen

Voy como cada mañana a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El caso es que me gusta ese bar, ya que es uno de eso bares de toda la vida, como dios manda, con sus albañiles, sus moscas y sus borrachos de plantilla. 
Pero tiene una particularidad, que compra la prensa y además tiene wifi para sus parroquianos más tecnológicos. Pues bien, en un periódico digitales, me encontré de sopetón con esta noticia que me dejó patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. Ésta decía así: “EL BANCO DE ESPAÑA SE GASTA 1’1M DE € PÚBLICOS EN LA CASA DE VERANEO DE CIENTOS DE TRABAJADORES”. Vaya, pensé yo. 
Como no puede ser de otra manera, me fui enflechado al curro. Encendí el ordenata y consulté, goteante el colmillo el pliego de condiciones para esa contratación. Efectivamente, ahí estaba. Lo que me llamo más la atención, es las viviendas tienen que estar por supuesto en las costas españolas pero además tener una serie de criterios como por ejemplo, buenas vistas, nada de obras alrededor para velar por el descanso del guerrero en época estival y una televisión como mínimo de 22 pulgadas. Luis María Linde cuida de sus empleados, aunque luego no se les haga caso con los informes que tramitan, como por ejemplo con lo del caso Bankia. 
Una cosa está clara, currar en el banco de España es un chollo, por lo menos para disfrutar de las vacaciones, como pueden ver ustedes anteriormente. 
Pero este plus social, porque de alguna manera hay que llamar a este chollo, es fruto de la negociación colectiva con los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por erro televisivo). Ya nos gustaría al resto de los trabajadores que estos vividores de pacotilla conocidos como sindicatos, obtuvieran los mismos resultados en otras negociaciones o se implicaran más en las mismas. 
Pero el pliego de condiciones no se queda sólo en lo de la situación de la vivienda. Que va. Las viviendas tienen que tener ascensor si tienen más de tres alturas, se exige también en el pliego de condiciones que las viviendas deben de tener ropa de cama y de cocina. Ésta debe de ser con gas natural o eléctrica, así como con frigorífico, calentador de agua caliente, microondas, exprimidor, tostador y cafetera. Todo un chollo como se puede apreciar. 
Todo esto pagado de nuestros impuestos, como no podía ser de otra manera. Ya hay empresas pujando por este goloso contrato público, y que seguramente tendrá su lado oscuro que dentro de unos años, la UCO descubrirá, porque cabe recordar que no hay sopa Hispana sin pelo dentro, y el trapicheo es una manera de entender la vida en este pintoresco lugar llamado España, porque de alguna manera hay que llamarlo. Y porque estamos curados de espanto, pues ya se verá con el tiempo. Ojala me equivoque, pero no voy mal encaminado.Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida.

Compártelo:

Bookmark and Share

domingo, 4 de junio de 2017

Negocio a la vista

Como cada mañana voy a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El colega compra los periódicos nacionales para que sus parroquianos y los que no lo son, lean un poco aunque esto suponga echar la pota. 
Pues bien, en uno de esos periódicos, me encontré con una noticia bastante agradable, teniendo en cuenta como está el panorama en este país de pandereta conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo. Pues bien, la noticia decía así: “EL TRIBUNAL SUPREMO PROHÍBE DESAHUCIAR EN MADRID A INQUILINOS CON BAJOS INGRESOS”. Muy bien por el tribunal. El fallo unifica la doctrina sobre la base de que el criterio correcto es el aplicado por un juzgado que negó a la EMV de Madrid el derecho a desahuciar a su inquilino.
La Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid no puede desahuciar a inquilinos con ingresos anuales inferiores a 2,5 veces el salario mínimo interprofesional anual que no tengan otra casa, según ha fallado el Tribunal Supremo. 
La Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Madrid instó a un inquilino de una casa suya, situada en una promoción del barrio de Sanchinarro, a abandonarla o enfrentarse al desahucio obligado, porque había expirado el plazo de su contrato. Sin embargo, los jueces han establecido que el contrato proponía criterios contradictorios entre sí. 
De este modo, una de las cláusulas del contrato, firmado el 20 de junio de 2005, señalaba que el acuerdo tenía una duración de dos años, prorrogables o no. Prorrogar el contrato quedaba abierto a la decisión de cualquiera de las partes, siempre que avisara con antelación suficiente. Sin embargo, otra de las cláusulas del contrato remitía a que las partes podrían dar por terminado el contrato solamente cuando las leyes lo permitan. Y ahora resulta que la EMV no puede desahuciar. 
Claro, viviendo en España como vivo, ya me puedo imaginar lo que está sentencia va a traer consigo, que la pillería española se multiplique por doquier en este tipo de viviendas, con lo cual el ayuntamiento dejará de hacerlas para así esquivar las posibles sentencias a las que se pueda enfrentar. 
Ya veo el panorama. Una persona que cumple los requisitos se queda con una casa de la EMV. A partir de cierta fecha la alquila a inquilinos que pagan religiosamente. Por supuesto la cantidad de inquilinos da igual, ya que el negocio está en meter a muchos en ese piso de la EMV para así ganar más pasta. ¿Ven el negocio?, pues ahora con esta sentencia verdes las han segao. España, no se puede pedir más. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

domingo, 21 de mayo de 2017

Deberían

Todo tiene su daño colateral. Y Cataluña lo está padeciendo. El reto del independentismo catalán está beneficiando a otras comunidades autónoma. Por ejemplo, en Aragón se dispara la creación de empleo, Madrid acoge a más de 20 empresas que se han fugado de Cataluña en lo que va de año, y por si esto no fuera bastante para que Junqueras, Puigdemont y toda la chusma política catalana abriera los ojos para recular, encima Cataluña pierde 468M de € de facturación por las empresas que se han ido desde principios de año. Y lo que te rondaré morena. 
El caso de Aragón es muy significativo, y buena parte de la creación de empleo es producto de las empresas que se han trasladado de Cataluña a la comunidad vecina y que además a esto se suma que hay empresarios catalanes que a la hora de ampliar su actividad, prefieren hacerlo fuera de su región y lo hacen en territorio aragonés, sobre todo en zonas cercanas a Cataluña. 
¿Estas cosas no las ven Mas, Artur Mas, Puigdemont, Junqueras y toda la panda de frikis de la CUP?¿o es que se piensan que los empresarios iban a arriesgar sus billetes en una cosa que los pueden perjudicar más que beneficiar?¿pero de verdad pensaba toda la chusma política catalana que los empresarios iban a tragar?. Pues se están dando cuenta de que no es así. Pero ellos siguen sin hacer nada y por supuesto no dan un paso atrás en su locura independentista. 
Deberían de preguntarse de que van a vivir si muchas empresas y trabajadores que trabajan en esas empresas se piran a otra comunidad autónoma. Deberían de preguntarse qué dinero público van a robar sino hay, ya que al no haber empresas ni trabajadores, la recaudación será mínima, por no decir ninguna. Deberían de preguntarse qué coño están haciendo en Cataluña para llegar a esta situación de pirarse muchas empresas. 
Muchas veces pienso en manos de quién están los ciudadanos catalanes, ya que sus mandatarios parecer burros con las ojeras puestas para sólo ver en un sentido, pero en su sentido que no es otro que abocar a esta comunidad autónoma al desastre más absoluto y arruinar una comunidad rica, por cuatro desgraciados que sólo piensan en lo inviable. 
Pero es lo que hay Maikel Naig, y si esta chusma gobierna, es porque ha habido ciudadanos que han votado a esta chusma o le han dado la capacidad de negociar para asumir el poder en Cataluña. Es lo que hay que pagar ahora, daños colaterales por votar a uno u otro. Pena me da, pero es la triste realidad. Porca miseria. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida.

Compártelo:

Bookmark and Share