viernes, 18 de mayo de 2018

Salpicados también

Estos partidos nuevos, llegaron a esta forma de ganarse la vida, aprovechándose de la coyuntura que había en España en esos momentos y diciendo cosas que la gente simple y llanamente quería oír. Pero pasado el tiempo y viendo como se asientan en la política española, pues estos políticos nuevos, también tienen un pasado y por supuesto un presente el cual intentan disimular. Pero ya saben ustedes que no hay sopa Hispana sin pelo dentro, y resulta que Íñigo Errejón cobraba casi 1.800€ de una universidad sin ir a ella, Ramón Espinar, vendió un piso de protección oficial sin cumplir algunos requisitos, Pablo Iglesias tiene un programa de televisión el cual es subvencionado por Venezuela e Irán (creo recordar) y así podíamos seguir hasta el infinito y mucho más. Lo que les quiero decir con esto, es que el poder corrompe y hace a las personas vulnerables al dinero y sus bienestar, y máxime cuando este dinero es fácil de conseguir como es el caso de los diputados y senadores de este país de pandereta conocido como España. Pero en fin, a lo que voy. Leí por internet una noticia que me dejó patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. La noticia decía que “UN DIPUTADO ÍNTIMO DE ÍÑIGO ERREJÓN, TIENE UNA RED OPACA QUE NO PAGA IMPUESTOS Y VENDE LIBROS PODEMITAS”. Como no puede ser de otra manera, me fui pitando a la oficina y encendí el ordenata y consulté, goteante el colmillo esa noticia que no me acababa de creer viniendo de un partido que dice limpiar o querer limpiar este país de corrupción y de que paguen más impuestos los que más tienen. Efectivamente, ahí estaba la noticia que les paso a resumir. Raimundo Viejo Viñas, íntimo de Íñigo Errejón y diputado de Podemos, ha diseñado una red societaria para no pagar parte de los impuestos mientras se lucra vendiendo libros de Podemos y expandiendo la ideología podemita. Se trata del mismo esquema que ya utilizó en su momento el propio Pablo Iglesias para su productora Con Mano Izquierda. Pero, en este caso, aún más enrevesada. Viejo Viñas es diputado por Barcelona en el Congreso (ojo a este detalle) y está estrechamente unido al candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, porque fue uno de los miembros del tribunal que evaluó la tesis doctoral (ojo al dato) del otrora número 2 de la formación morada. En su propia ficha del Parlamento señala que es profesor universitario y editor. Y efectivamente lo es, sólo hace falta buscar por san google este nombre y aparecerá muchísima información sobre el susodicho Raimundo Viejo Viñas, que aclara este punto en la web de Podemos diciendo que desde 2011 soy miembro del proyecto editorial y educativo, Artefakte y desde el 24M hasta el pasado 30 de Octubre fui concejal de Educación y Universidades por Barcelona en Comú, como si esto justificara el no pagar impuestos. Haced lo que yo diga, pero no hagáis lo que yo haga, este podría ser el resumen de Podemos. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

jueves, 17 de mayo de 2018

¿Es que no están en el trullo?

Como saben ustedes y si no se lo recuerdo yo, voy cada mañana a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El caso es que voy. Resulta, como también saben ustedes, que Pacorro compra la prensa diaria para que sus parroquianos y los que no lo son lean, aunque sólo sea el periódico, teniendo en cuanta que en España abrir un periódico es literalmente echar la pota. Y eso queridos blogueros, fue lo que me pasó a mí. Entre al bar alegre, con buen cuerpo a zamparme mi tostadita con aceite y tomate. Pero el fallo fue coger el desdichado periódico de tirada nacional que había encima la barra sin dueño. Son las ocho de la mañana. Y, oh sorpresa, me encuentro en la página 5, con la repugnante foto. Como bien se puede comprender, no me refiero ni a la oportunidad ni a la calidad de la fotografía, sino a los personajes que en ella aparecen y a lo que representan. En cualquier país civilizado, democrático y de valores mínimamente cívicos, esa foto nunca se hubiera podido realizar porque supondría la mayor prueba de degradación moral, descaro personal y catadura criminal de una casta caduca, inmoral y prepotente que después de haber campado durante varias décadas con total impunidad practicando las mayores suciedades económico-sociales que se pudieran imaginar, y perjudicando el prestigio de España, tiene la desfachatez, encima, de refregarnos su basura regocijante por nuestros sorprendidos y cansados ojos. Para los que no hayan visto la fotografía, se trata de un homenaje que le han tributado (allí se tributa por todo) al indecente molt honorable Jordi Pujol, a la madre superiora, también conocida como Marta Ferrusola del virtual convento de las robamisales (que no se les olvide ese detalle) y a cinco de sus siete niños. Es curioso, a la par que nauseabundo, ver los rostros extasiados de la gentuza que ha montado este acto para escarnio de la gente decente y para demostrar que ni se arrepienten de sus delitos ni de sus sucias reivindicaciones de independizarse a toda costa. Y como siempre, a costa de España, ya que ellos pretenden ser indepes, pero que todo lo pague el gobierno español al que tanto odian. Y claro, viendo el panorama yo me pregunto ¿cuándo pagarán sus culpas entrando en el trullo de una vez por todas todos estos mangantes y mangantas?. Pues esto es lo que hay a día de hoy en esta España, porque de alguna manera hay que llamar a este país cutre, salchichero y en el cual sus gobernantes no tienen un monumento al sinvergüenza desconocido porque aquí los conocemos a todos. Leyes permisivas, para ellos claro está, les permite reírse de los ciudadanos y de disfrutar de un sistema judicial (español ¿eh?, ojo al detalle) que les permite hacer todo eso. ¿Se imaginan ustedes si alguna vez Cataluña fuera república independiente lo que harían todos estos sinvergüenzas políticos catalanes?. Pues no me lo quiero ni imaginar, porque sino lloraría de pena. Vaya tela. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share

miércoles, 16 de mayo de 2018

Ya no tiene nombre

Hace unos días, sucedió una cosa en un par de institutos catalanes que podríamos denominar como mínimo acoso. Algunos profesores de esos institutos, acosaron a hijos de los guardias civiles que participaron en poner orden en las revueltas producidas el 1 de Octubre, cuando se intentó esa votación ilegal por parte de estos retrasados mentales conocidos como independentistas. Pues bien, hasta ahí todo lo que ocurrió a groso modo. Pero resulta que estos profesores, han recibido el apoyo de independentistas (como no podía ser de otra manera, dentro de ese circo) para que les levanten la sanciones a los que han incurrido por sus actos de acoso. Pero también han recibido el apoyo de los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo), que lejos de ayudar a los trabajadores y de solucionarles los problemas, se dedican a apoyar causas independentistas. Como si ya fueran pocos los escándalos que salpican a estos chiringuitos subvencionados tan implicados en los ERE de Andalucía, ahora se vuelcan en el apoyo independentista sin que eso tenga nada que ver con su función. Parece que no ha sido suficiente para ellos su participación en manifestaciones junto al independentismo para apoyar las protestas que realizan pidiendo la libertad de los políticos presos. Ahora dan un giro más de tuerca apoyando a los profesores acosadores independentistas acosaron, según les he contado al principio y que repito ahora para que les quede a ustedes la cosa clara, a hijos de guardias civiles en los institutos de Sant Andreu de la Barca y la Seu d’Urgell. Parece ser que para estos dos sindicatos los alumnos no tienen ningún derecho, solo los profesores acosadores e independentistas. Así les va luciendo el pelo, y el resultado de esta actitud por parte de CCOO y UGT ya empieza a tener sus consecuencias en el resto de España. Cada vez son menos las personas que consiguen aglutinar en sus convocatorias y manifestaciones y cada vez son más los afiliados que piden darse de baja de estos chiringuitos. Pero poco les preocupará esta situación, porque ya están los presupuestos del estado para cubrir sus desfases, sus necesidades y de mantenerlos a cuerpo de rey sin hacer absolutamente nada. Y como se puede apreciar, parece ser que no les importa vivir en el descaro más absoluto y en la desvergüenza más indigna. Lo único a lo que se dedican es a ir en contra de todo, aunque sea a costa de no proteger a unos niños humillados por sus propios maestros. Si alguno de los lectores de este blog pecador es afiliado de alguno de estos sindicatos vendidos al mejor postor y no está de acuerdo con esto, la decisión para mi estaría clara: baja inmediata y que las cuotas se las paguen ellos. Ya está bien de aguantar a estos mantenidos que no sirven para nada, excepto pegarse la vida padre a costa de todos los españoles, incluidos los guardias civiles. Entonces, ¿sindicatos para qué?. Mientras aquí estoy, viendo pasar la vida. 

Compártelo:

Bookmark and Share